¿Fin del Dolor en Artritis Reumatoide Gracias a Crema de CBD?

 

El cannabidiol (CBD) tiene la capacidad de activar los receptores cannabinoides que se encuentran dentro de nuestros cuerpos. Gracias a esto, se produce una cascada de múltiples efectos que pueden ayudar con el manejo de dolor crónico e inflamación. Por esta razón, la crema de CBD ha surgido como un potencial aliado de personas con enfermedades como la artritis reumatoide.

Prevalencia de Artritis Reumatoide en España

La Artritis Reumatoide (AR) es una enfermedad sistémica crónica, afecta predominantemente las articulaciones de manos y pies, ocasionando inflamación, rigidez y dolor. Esta enfermedad afecta alrededor de 200.000 personas en España (0.5% de prevalencia) y un radio mujer:hombre de 3:1, a pesar de que los síntomas se presenten comúnmente cerca a los 50 años de edad, no es exclusiva de este periodo.

Un correcto diagnóstico temprano (previo a cualquier medicación) es un paso crucial para aumentar las probabilidades de conservación estructural en las articulaciones afectadas y conservar las funciones físicas normales de éstas a medida que el tiempo progresa.

Con este fin, la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR, por sus siglas en inglés) ha recomendado un conjunto de factores a tomar en cuenta para este diagnóstico:

  • Factores de riesgo genéticos
  • Factores de riesgo medio ambientales:

El humo de cigarrillos es considerado un factor de riesgo muy fuertemente establecido:

  • Autoinmunidad sistémica
  • Síntomas presentes en ausencia de artritis
  • Artritis sin clasificación

Es importante notar, que no todos los pacientes pueden estar afectados por todos estos factores, o incluso de la misma manera.

CBD y su Acción sobre la Artritis

El dolor, la rigidez y la inflamación son partes intrínsecas de la Artritis Reumatoide. Lamentablemente, no se conoce al día de hoy una posible cura para esta enfermedad, por lo que los fármacos y medicinas convencionales se enfocan en aminorar los efectos adversos, síntomas y malestares. Se reporta a menudo que tan solo un 10 – 25% de individuos con AR manifiestan una disminución en el dolor tras utilizar fármacos o inyecciones antiinflamatorias.

Es por esta razón que estudios como los de Guindon y Hohmann, se resume que:

Los cannabinoides suprimen la respuesta de comportamiento ante estímulos nocivos y las señales nociceptivas a través de la activación de los receptores cannabinoides CB1 y CB2.

Nuestro Sistema Endocannabinoide se encarga de modular un gran número de funciones, entre estas, tenemos la atenuación de la inflamación. Estos descubrimientos son aún más alentadores cuando se trabajan a la par con el uso de técnicas in vivo e in vitro en modelos animales, donde se encuentra que la acción del CBD puede aminorar los efectos producidos por los Factores de Necrosis Tumoral (TNF, molécula promotora de inflamación), es decir, el CBD posee la capacidad de activar un mecanismos de defensa contra tumores producidos por enfermedades como el cáncer, por otro lado, aliviar a cierto grado los síntomas de inflamación en condiciones como la AR. Como consecuencia de esto los pacientes podrían experimentar una disminución en el dolor de articulaciones, menor agresividad de la enfermedad y como consecuencia una mejora en la calidad de sueño diaria.

Como dato curioso, en ciertos modelos se ha encontrado que la acción de los cannabinoides tenía una relación dosis dependiente con respecto a la protección de articulaciones en estudios histológicos.

Todos estos estudios son fascinantes, y es por eso que se encuentran estadísticas como las presentes en Canada, donde el 36% de uso de CBD es destinado para pacientes con alguna forma de artritis, no obstante, es necesario ser testigos de la acción de tan prometedora molécula como es el CBD en el día a día, sobretodo en personas desesperadas por una solución y que ya han agotado cualquier otra alternativa convencional.

El Caso de Garret Geller

A continuación, se presenta una breve historia acerca de un joven con artritis que encontró la solución a sus malestares gracias a una crema de CBD:

Garrett Geller (20) fué diagnosticado con artritis a la joven edad de 14 años, en espalda, rodillas y manos. Su familia desesperada y determinada a encontrar alguna manera de como aliviar su dolor, decidió probar con todos los tratamientos posibles en la actualidad, desde antiinflamatorios, inyecciones semanales valoradas en 2500$, y otros métodos sin resultado alguno.

Luego de agotar todas las opciones, el joven descubrió una crema de CBD en el estado de California (Estados Unidos). Solo una pequeña dosis diaria fue suficiente para aliviar inmensamente los dolores producidos por esta enfermedad. El joven se vio tan influenciado por la efectividad de dicho producto que decidió crear su propia compañía de producción de cremas de CBD, siempre con la filosofía que estas soluciones deberían estar disponible para todo aquel que lo necesite.

Casos como los mencionados arriba se encuentran alrededor de todo el mundo, por lo que es importante llevar dichas anécdotas a un ambiente más controlado, donde se puedan medir la efectividad y dosis requeridas del CBD. De esta manera se podrá dar al CBD la atención que merece dentro del manejo de estas molestias. Es aún muy pronto, para determinar a donde nos puede llevar la investigación concerniente a los cannabinoides, afortunadamente, día a día se descubren nuevos factores positivos acerca de estos compuestos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *